Alfa Romeo Giulietta 1.7 TBi Quadrifoglio Verde

El Alfa Romeo Giulietta 1.7 TBi Quadrifoglio Verde es el tope de gama de este modelo. La marca Quadrifoglio siempre ha sido una versión especial en aquellos modelos Alfa que lo poseen.

Alfa Romeo Giulietta Quadrifoglio Verde

Con un motor de 1,7 litros de cubicaje rinde 235 CV, por lo que la potencia específica -CV por litro- de este Quadrifoglio es muy elevada, estando muy por encima de los 100 CV por litro de cubicaje, donde empiezan los automóviles con garra.

Esta consecuencia hace que se llegue con una soltura especial al límite del régimen de giro del motor, o a las 6100 rpm -que es donde su curva de potencia decae-.

Respecto al resto de gama, éste rebaja la distancia al suelo en 15 mm delante y 10 detrás.  La suspensión ha sido reforzada para tener más firmeza (aunque es regulable electrónicamente), adaptando también los frenos, ahora de mayor diámetro.

Exteriormente, que las puertas traseras se camuflen -con tiradores escondidos-, se adapta perfecto al coche . Sin duda, le da un aspecto deportivo que ofrecen los coches de 3 puertas, sin renunciar a la comodidad de las 5. Detalles acompañan al Quadrifoglio, como los adhesivos del trébol característicos de estas versiones tope de gama.

Interior Alfa Romeo Giulietta Quadrifoglio Verde

El Alfa Romeo Giulietta Quadrifoglio Verde tien su competencia más directa en el Volkswagen Golf GTi (que tiene un precio parecido), el Renault Megane Coupé RS (aunque de 3 puertas), el Seat León Cupra R (bastante más asequible), y, el Audi S3 sportback o el BMW 130i (algo más caros). El Alfa cuesta 30.400 euros.

El interior es correcto, y como en cualquier otro Giulietta no goza de una amplitud excesiva en las plazas traseras, sobre todo, en la altura total. Es como el resto de sus hermanos salvando ciertos detalles y el mando en la consola central con las tres posiciones del cambio "D", "N", y "A". Cada selección actúa sobre la dirección y la suspensión -en dureza-, el motor, el acelerador -en su gestión-, y en el control de tracción y estabilidad -en sus parámetros-, para adaptarse al modo dinámico, normal, o "todo tipo de clima".

Es un coche que tiene su toque de distinción. Con pequeñas carencias de habitabilidad trasera, es un coche deportivo para "jugar" un poco con la carretera y sus distintos modos de conducción. No decepciona, sobre todo si el cliente es antiguo comprador de Alfa Romeo.

 

Si te gusta, comparte o vota este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInMenéame
 

Comenta nuestra noticia o artículo


Colabora o contacta con nosotros

¿Has visto algún error? Ponte en contacto con nuestros webmasters  |  ¿Quieres publicitarte? Contacta con nuestro departamento de Publicidad.
¿Quieres ponerte en contacto con nosotros? Contacta con Motor 66.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Ver política