Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información


Mecánica: El embrague y el volante bimasa


El embrague es una pieza de fricción de mucho uso, y que tiene una vida útil muy dependiente de la utilización del mismo y la forma de conducción.

Embrague

El volante bimasa, llamado también volante motor, es la pieza donde fricciona el embrague. Pero no es su única misión, además elimina las vibraciones del motor proveniente del cigüeñal, reduce los ruidos, ofrece mayor confort de conducción, optimiza el paso de velocidades, ahorra un mínimo de carburante, y facilita el arranque. No todos los coches llevan esta pieza, pero sí la gran mayoría.

El margen normal para cambiar estas piezas de desgaste está entre los 100.000 y los 250.000 km. El mecánico decide generalmente cuando cambiar el embrague, ya que esta pieza suele avisar de su desgaste. Los síntomas para detectar que el embrague o alguna de sus piezas afines se encuentra en mal estado pueden ser:

  • recorridos diferentes del pedal del embrague;
  • revolución del motor sin avance del vehículo;
  • al soltar el embrague en marchas cortas tiende a calarse;
  • "rasca" al meter primera velocidad por mucho que se pise hasta el fondo el pedal del embrague;
  • golpeteos en la zona del motor, cerca del embrague;
  • vibraciones del motor a ralentí (al pisar desaparecen las vibraciones o viceversa).
Volante bimasa

Cuando se realiza un cambio de embrague, en la mayoría de los modelos de automóviles con volantes bimasa, éste debe cambiarse a la vez (sobre todo en modelos diésel) ya que su vida útil va muy unida a la del embrague, y las consecuencias de una avería en este elemento, suponen un coste de reparación muy alto, ya que implica desmontar de nuevo el embrague.

Cuando se cambia el embrague, debe reemplazarse además la maza de embrague (plato de presión) y el cojinete de empuje. El plato de presión generalmente viene en un kit con el embrague, pero, en ocasiones, el cojinete de empuje no está incluido. Ésta es una pieza muy barata, y que no supone coste adicional en mano de obra cuando se está realizando el cambio de embrague.

La recomendación es que se cambie esta pequeña pieza (cojinete de empuje), junto a la maza de embrague y el propio embrague, ya que una avería en alguno de estos elementos, ocasionaría irremediablemente la inutilización del coche y una reparación muy costosa.

Debido al alto coste en mano de obra de cambio de embrague, y las consecuencias de un volante bimasa en mal estado, éste debe cambiarse junto al embrague. El cambio del volante bimasa no supone más que el precio de la pieza que, aún siendo un recambio muy caro, el ahorro que supone es máximo, y los inconvenientes de llevar un volante bimasa en mal estado suelen ser muy desagradables para la conducción y para el confort de marcha (sobre todo a nivel de vibraciones).

 

Si te gusta, comparte o vota este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInMenéame
 

Comenta nuestra noticia o artículo


Colabora o contacta con nosotros

¿Has visto algún error? Ponte en contacto con nuestros webmasters  |  ¿Quieres publicitarte? Contacta con nuestro departamento de Publicidad.
¿Quieres ponerte en contacto con nosotros? Contacta con Motor 66.