Peugeot regresa a Pikes Peak

El Pikes Peak es una carrera en cuesta, única:

  • por su trazado completamente asfaltado desde el año pasado, y compuesto por 156 curvas,
  • por su recorrido de 20 km, y
  • por disputarse a una altura comprendida entre 2.800 y 4.300 metros en su punto culminante.

También es una prueba única por su historia: se trata de la segunda carrera más antigua de Estados Unidos después de Indianápolis. Por todo ello se trata de una carrera tan despiadada como difícil de dominar, lo que la convierte en un verdadero reto.

Peugeot en Pikes Peak

Hace 100 años, Peugeot consiguió su primera victoria en el deporte automovilístico en Indianápolis. Los éxitos de la Marca en competición han sido, desde entonces, numerosos. Los conseguidos en el Pikes Peak han marcado la historia de este deporte a nivel internacional y están muy presentes en los genes de Peugeot. En 1988, el triunfo de Ari Vatanen al volante del 405 T16 quedó inmortalizado con los récords conseguidos y con su plasmación en la legendaria película Climb Dance. Peugeot volvió a ganar en 1989, esta vez con el americano Robby Unser.

Con el número 208, Peugeot se ha inscrito en la categoría “Unlimited”, la categoría reina de la prueba con un único objetivo: ¡ganar!

 

Los mejores socios para conseguir la victoria

En su búsqueda del triunfo con el 208 T16 Pikes Peak, Peugeot ha reunido a sus mejores colaboradores. Total, Red Bull, Michelin y Sébastien Loeb, el nueve veces Campeón del Mundo de Rallyes, respondieron a la cita de Peugeot, con el apoyo de Citroën, que ha autorizado a su piloto líder a participar en esta carrera, un desafío al que hasta ahora no se había enfrentado nunca.

Todos los actores están listos y tan sólo falta mostrar el coche que permitirá atacar el reto: el 208 T16 Pikes Peak. A mediados de abril, este fantástico coche desvelará sus cualidades y sus secretos.

 

Peugeot, una Marca al ataque

El éxito comercial del nuevo 208 (300.000 unidades fabricadas a finales de febrero de 2013) así como la presentación a la prensa, estos días, del 208 GTI son ejemplos del dinamismo de Peugeot.

Los éxitos de Peugeot se han acompañado siempre de grandes logros deportivos. En este contexto, aceptar el reto de una carrera mítica, fuera de toda norma, muy exigente y que ya fue escenario de las gestas de Peugeot a finales de los años 80, se imponía de manera natural.

Si te gusta, comparte o vota este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInMenéame
 

Comenta nuestra noticia o artículo


Colabora o contacta con nosotros

¿Has visto algún error? Ponte en contacto con nuestros webmasters  |  ¿Quieres publicitarte? Contacta con nuestro departamento de Publicidad.
¿Quieres ponerte en contacto con nosotros? Contacta con Motor 66.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Ver política