Carlos Sainz 'El Matador' en Volkswagen Motorsport

Pasan unos minutos de las doce en los boxes de Hagfors. Pleno mediodía. A pesar del tremendo frío, el equipo Volkswagen está a temperatura de crucero. Cambio de ruedas, atornillar el setup, limpiar el coche... cada maniobra debe estar perfectamente armonizada. A una cierta distancia vemos a un hombre agradable, también vestido con el traje de Volkswagen. Observa todo el ajetreo de los técnicos. Tranquilo, reservado, discreto.

Carlos Sainz en Volkswagen Motorsport

Hace solo unos años, prácticamente en todos y cada uno de los rallys de este planeta su participación era muy distinta. Se trata ni más ni menos que de Carlos Sainz. Leyenda viva de los rallys, piloto español dos veces campeón del mundo y uno de los preferidos de los fans. «El Matador», como le denominaban cariñosamente sus seguidores debido a su estilo de conducción agresivo y sin miramientos, sigue concentrando también hoy prácticamente todas las miradas allá donde va. Sin embargo, precisamente en el marco del equipo Volkswagen prefiere mantenerse en un discreto segundo plano.

Pero... ¿qué hace aquí este hombre que se impuso en 2010 en el Rally Dakar con su Race Touareg? Rally The World -la web habilitada por Volkswagen para el WRC- le planteó la pregunta, y la respuesta fue muy sencilla: «Tras la victoria, me preguntaron si quería colaborar en la construcción del proyecto para el WRC». Sainz accedió de inmediato, ojeó los potenciales pilotos, los analizó y los evaluó. «Queríamos fichar a los mejores pilotos, y así lo hemos hecho. Sébastien y Jari-Matti son una mezcla perfecta. Tienen un potencial enorme y son rápidos en todos los terrenos».

Pero antes de que Ogier y Latvala se incorporaran al equipo, el propio Sainz en persona se puso al volante del Polo R WRC, comprobó los prototipos de arriba a abajo y aportó a la fase de desarrollo del coche la enorme experiencia atesorada en sus 196 participaciones en pruebas del WRC. Desde entonces, el ex piloto español de 50 años asesora continuamente a pilotos e ingenieros y, si hace falta, incluso como copiloto de Ogier.

«Estoy muy orgulloso del equipo», afirma Sainz. «Estaba plenamente convencido de nuestras posibilidades desde el inicio de la temporada. Pero ahora se ve claramente que el Polo R WRC está de mano entre los firmes candidatos al podio o incluso a la victoria final». ¿No te pica el gusanillo al pisar el acelerador, Carlos? ¿A veces no te dan ganas de volver? «No voy a negar que me lo he pasado en grande probando el Polo», comenta entre risas la leyenda del rally. «Tuve mi época y la viví al máximo. Ahora es el turno de otros».

Si te gusta, comparte o vota este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInMenéame
 

Comenta nuestra noticia o artículo


Colabora o contacta con nosotros

¿Has visto algún error? Ponte en contacto con nuestros webmasters  |  ¿Quieres publicitarte? Contacta con nuestro departamento de Publicidad.
¿Quieres ponerte en contacto con nosotros? Contacta con Motor 66.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Ver política