Pequeña entrevista a Adrian Newey, de Infiniti Red Bull Racing

Un equipo de Fórmula Uno depende mucho de la gente que hay en él. Pero lejos de la competición, ¿qué motiva a los miembros del equipo?. Hablamos con el Director Técnico de Infiniti Red Bull Racing, Adrian Newey.

 

¿Cuál es para ti la mejor manera de pasar un día de descanso?

Adrian Newey: Con el inicio de la temporada he estado muy ocupado, pero en pretemporada, mi lugar favorito para estar ha sido mi casa. En general, un poco de tenis, muy de vez en cuando el esquí acuático.

Entrevista a Adrian Newey, del equipo Infiniti Red Bull Racing

Aparte de lo que haces habitualmente, ¿dinos una cosa que se te de bien?

Adrian Newey: El tenis no. En realidad, soy un artista aceptable. Un amigo que trabaja en una organización benéfica llamada Face  Britain, involucra a las personas que hacen autorretratos. Yo disfruto mucho con mis pinceles haciendo eso. Si tuviera más tiempo, me encantaría hacer más, pero el tiempo es mi gran problema. Tengo muy poco tiempo para disfrutar de mis aficiones.

¿Coleccionas algo?

Adrian Newey: En realidad no. Disfruto adquiriendo cuadros o muebles antiguos para mi casa, pero no hago nada especial para conseguirlos.

Cuando estás en un vuelo de larga distancia, ¿qué haces en el trayecto?

Adrian Newey: Me gustan porque no existe presión para hacer nada. Hago un poco de papeleo y luego, simplemente, disfruto viendo películas.

¿Qué cualidades se necesita para tener éxito en las carreras de motor?

Adrian Newey: Resistencia, ya que habrá un montón de golpes de los que tendrás que levantarte. También la determinación, para realizar cosas contra todo pronóstico, un espíritu competitivo y, evidentemente, un índice de inteligencia razonable.

¿Cuál es el mejor consejo que te han dado?

Adrian Newey: Cuando dije que quería ser ingeniero, mi padre dijo: "Sé bueno porque no es una industria bien pagada". El otro buen consejo que recibí fue durante mi primer año en la universidad. Yo estaba estudiando ingeniería aeronáutica y  me resultaba difícil. Mis matemáticas eran bastante pobres. Casi abandono cuando me ofrecieron un trabajo en marzo de ingeniería pero un hombre llamado Ian Reed, me dijo: "Te daré un trabajo. Pero si no lo aceptas y terminas tu licenciatura, te daré uno mucho mejor y serás un mejor ingeniero". Me insistió y consiguió que terminara mi titulación.

Si te gusta, comparte o vota este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInMenéame
 

Comenta nuestra noticia o artículo


Colabora o contacta con nosotros

¿Has visto algún error? Ponte en contacto con nuestros webmasters  |  ¿Quieres publicitarte? Contacta con nuestro departamento de Publicidad.
¿Quieres ponerte en contacto con nosotros? Contacta con Motor 66.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Ver política